viernes, 4 de julio de 2008

Ya lo entiendo

Hasta hace tres años no entendía por qué había personas que llegada la hora de irse a su casa, se quedaban todavía trabajando. Yo decía: pero si no hay tanto trabajo!
Hoy lo entiendo. Me está pasando a mi también.

5 comentarios:

La otra parte de mí dijo...

sonaste entonces!!

Esther dijo...

No hay nada, para entender mejor que al otro, que experimentar uno la misma situación que el otro en su propia piel, así todo se ve todo más claramente.

Un saludito.

amor y libertad dijo...

para comentar de blog en blog, naturalmente, ¿qué si no?

María dijo...

Hola guapa:

Si es que hasta que no nos pasa a nosotras mismas no nos damos cuenta de todo ello, y qué mejor que vivirlo en nuestra piel para saber lo que les sucede a los demás.

Un besazo.

Lola dijo...

Somos tan raros, que sin ser expertos, igual opinamos.