miércoles, 19 de noviembre de 2008

Cambios en mi vida ( II )

Sigo intentando tener cambios, no llevar una vida monótona, que cada día sea algo distinto al anterior, porque ya estoy harta de sentirme como participante en el "día de la marmota".
Salgo de casa a --22 minutos de la mañana, ya en la calle veo al camión de la basura en el mismo sitio que todos los días; al papá que lleva a su hijo a la guardería; al que entra en su coche y lo baja de la acera, que es donde lo aparca todos los días; a la señora que saca a pasear a su perro y nos cruzamos en el mismo sitio. Todo es igual o casi igual un día de otro si no fuera porque tengo que tener cuidado de ver donde ha cagado el perro ese día, para no pisar la "suerte", es decir, la mierda.

Pero yo sigo haciendo algo nuevo.... de vez en cuando me cambio de acera, no voy por la misma, voy por la de enfrente; tomo otra calle paralela a la de siempre; y cuando voy en coche... es lo más, cojo un camino distinto para llegar a mi destino de siempre.
Resultado: que me pierdo.

10 comentarios:

AriaDna dijo...

yo me pierdo igual aunque pase dos veces por el mismo sitio, tengo un despiste tremendo

besos bonita

Catalina dijo...

Jajaja, a mi me pasa lo mismo. Algún día de estos terminaré saludando a esa gente con la me tropiezo cada día.

Prueba con un GPS.

Besos
Cata

Cathy Pazos dijo...

Jajaja, bueno a mi me ha pasado, voy por calles y termino perdiéndome y digo: mmm... ya sé, por acá no debo volver.jajaja

AFRICA dijo...

Los cambios en la vida llegan cuando una menos lo espera, aunque es bueno que pongas algo de tu parte. Sigue intentándolo, sin perderte, sin obsesionarte y sin pisar la mierda del perro, que dicho sea de paso, podía recoger el dueño.

Besos

irene dijo...

Quisiera cambiar mi vida muchas veces, no suelo estar contenta con la que llevo, en parte, no en todo.
Hace tiempo pintaba, he intentado volver a hacerlo pero no encontré el momento. Lamento no haber hecho muchas cosas, ¡a buenas horas!, he leído 3 ó 4 post tuyos y me siento bastante identificada contigo.
Lo malo mío es que, ya derroché más de la mitad de mi vida, bastante más.
No recuerdo cómo aterricé por aquí, no sé muy bien de dónde vengo.
Un beso.

Jimmy dijo...

Cambio es cambio.

Primero el tacho de basura, ahora las calles, creo que deberías ir despacio jojo.

lola dijo...

Acostumbrar la mirada a que elija otra diana. Sin forzar, todo tiene su momento, todo acercándose, llega. Aunque la mayoría de las veces no nos damos cuenta.
Besos

Leznari dijo...

Hola belona, pasé a visitarte y me quedé a leerte.
Necesitas cambios? Creo que todos alguna en la vida hemos necesitado cambios y con el tiempo hemos añorado no haberlos hecho.
Te animo que sigas intentando si así consideras que te encontraras mejor.
Besitos y feliz fon de semana.
LEZ

irene dijo...

No me había percatado, hasta hemos elegido el mismo diseño del blog.
Seguro que cuando tengas mi edad, te habrán dicho miles de veces esas dos palabras. Yo hace siglos que no las oigo.
Feliz fin de semana.

irene dijo...

Belona, estoy en una edad en la que pienso que todo el mundo, en este espacio, es mayor que yo. Hace muchos años que no digo, ni oigo, esas dos palabras. Para ser sincera, las he dicho pocas veces, en ocasiones pienso si realmente he amado alguna vez, ahora me gusta creer que sí, idealizando quizá los recuerdos. Quisiera encontrar a alguien, no quise en muchos años, me gustaba la soledad, la independencia, para demostrarle y demostrarme a mí misma que sí, que soy capaz de amar, ahora me ha dado por ahí, ¡a buenas horas!, que dice la canción.
Hay muchos muros en mi vida que no consigo derribar del todo.
Menudo rollo te he soltado.
Buenas noches.