viernes, 27 de junio de 2008

Sombras chinescas

Lo que más me gusta del gimnasio es el tiempo que paso en los vesturarios. Mientras me ducho estoy viendo delante de mí en sombras chinescas de los chicos duchándose. Son unos movimientos deliciosos... ahora me pongo de perfil (es la postura que más valoro), ahora de frente, ahora me froto el cabello, el torso.. ahora....... En fín, es un final estupendo.
Menos mal que también sale el AGUA FRÍA .

5 comentarios:

Alatriste dijo...

Los vestuarios siempre despertaron imaginaciones. Disfruta de las sombras. Un beso enorme.

Esther dijo...

¡Je,je,je! La imaginación ¿qué haríamos sin ella? Sin ella no podríamos soñar despiertos.

Los vestuarios me recuerda en que una vez, en el colegio construyeron vestuarios y nos obligaban a ducharnos y a mí no me gustaba nada tener que ducharme delante de nadie, así que lo único que hacía era mojarme con agua un poco en el lavavo, engañaba al profesor ¡Je,je,je!


Veo que eres nueva. Bienvenida y saluditos.
Un saludito.

Esther dijo...

Perdón ¡quise decir lavabo! ¡qué horror! fallo mío :p

saluditos.

amor y libertad dijo...

qué gozada, lo que haces imaginar

un beso

amateur1965 dijo...

huyy agua frescaaaaa por que sera...

un beso